Asociación Civil Creciendo

La Institución


Visión

 

Hay un número de niños y adolescentes que padecen alguna enfermedad cuyo síntoma más notable es el de la baja talla. El desarrollo pleno y la integración social de la persona es, para la Institución, la meta a alcanzar.

Acercarse todo lo posible al potencial de cada niño debe ser primordial durante los primeros años de su vida, para que llege a ser un adulto que actúe sin dificultades en cualquier ámbito.

Visión a futuro

Como organización, hemos iniciado nuestra acción actuando sobre la coyuntura y la urgencia en asistir a los niños afectados en la problemática del crecimiento.

Nuestras estrategias apuntaron a cubrir un espacio de atención y contención que debería ser sostenido por el Estado y las políticas de salud.

Día a día descubrimos que las familias que llegan a nuestra institución en busca de algún tipo de ayuda —Asistencia legal, Apoyo psicoterapéutico o Información sobre el problema— no tuvieron lo que necesitaban en el momento adecuado. La obtención de un diagnóstico tardío dificulta el acceso a un tratamiento, trastorna las posibilidades de integración social y buen desarrollo emocional de los niños con patologías vinculadas con la talla baja.

Numerosos estudios médicos y psicológicos avalan la necesidad de la detección temprana de las enfermedades relacionadas con el crecimiento para favorecer la calidad de vida de los niños y sus familias. Por eso, la estrategia que debemos implementar apunta a favorecer acciones de promoción en el desarrollo de la salud física y emocional de estos niños. Esto se logra, enfatizando el trabajo de difusión sobre estas patologías y la concientización social para facilitar el acceso a un diagnóstico temprano y así allanar el camino de los niños hacia una vida con mayor integración social y con posibilidades de superar los problemas que implican convivir con este tipo de patologías.

Como dijimos antes, diversas reflexiones del ámbito médico abonan la teoría sobre el mejoramiento del trabajo de detección articulando información con el ámbito familiar y educativo, y esto se logra, con políticas firmes desde el área de salud de los gobiernos y con programas que promuevan el trabajo conjunto entre la escuela, la familia y el sistema de salud.

Las instituciones de la sociedad civil debemos aportar a esta comunicación entre áreas y favorecer el trabajo en red de las organizaciones que desarrollan acciones relacionadas con el cuidado, desarrollo y crecimiento de nuestros niños, evitando discriminaciones inoperantes.