Asociación Civil Creciendo

Crecimiento y Salud

Las opiniones y/o artículos contenidos en esta página son a título informativo y no pueden reemplazar de ningún modo la consulta con su médico.

Introducción

En una charla con el Dr. Marco Rivarola abordamos la problemática de la talla baja y sus posibles relaciones con causas orgánicas.

Las causas de las enfermedades relacionadas con la talla baja y con el crecimiento son desconocidas por la población. En general, la mayoría de la gente accede al conocimiento de estas problemáticas cuando son afectados directamente y casi no existe información sobre que hacer y las conductas seguir ante sus primeras manifestaciones.

Los problemas de crecimiento, comúnmente reflejados en la talla baja y en muchos casos con  origen en causas orgánicas, necesitan ser diagnosticados y atendidos tempranamente vengan o no acompañados de otras patologías. Por otro lado, la posibilidad de difundir este tipo de problemas dentro de nuestra sociedad favorecerá la calidad de vida para los niños y adolescentes afectados y sus familias pues, entre las consecuencias, aparecen importantes dificultades a nivel de integración social en los ámbitos dónde los chicos viven cotidianamente. Dichos problemas continúan en su vida de relación como adultos y por ende debe ser tratado desde la niñez. Lugares como la escuela, el club, el barrio y otros, donde ellos socializan, se vuelven ámbitos hostiles y discriminatorios por falta de educación e información sobre los problemas de crecimiento.

La Asociación Civil Creciendo, integrada por padres de niños con esta problemática, trabaja de cerca sobre la tarea de difusión de información y ofrece a las familias afectadas servicios como contención psicológica y asesoramiento legal ante la falta de entrega de Hormona de Crecimiento que debe ser provista por Obras Sociales y Prepagas y en el caso de familias sin cobertura social la entrega deberá realizarla el Ministerio de Salud de la Nación, salvo el caso de la Provincia de Buenos Aires que tiene un programa provincial con dicho fin.

Creciendo dedicó sus primeros años al Plan Nacional de Hormona de Crecimiento vinculando el Ministerio de Salud y la población afectada por este tipo de patologías.

En una segunda etapa logró incorporar al PMO (Plan Médico Obligatorio) la cobertura de la hormona para que fuera entregada por los Agentes de Salud.

Existe una Comisión Asesora para el Tratamiento con Hormona de Crecimiento que realiza la supervisión de los programas estatales, integrada por prestigiosos endocrinólogos pediatras de todo el país.

El Dr. Marco Rivarola, Jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital Garraham y miembro de la Comisión, estuvo con nosotros para asesorarnos sobre la información básica acerca de los problemas de talla baja:

¿Cómo puede advertirse que un chico está afectado por este problema?

La manera más habitual de advertirlo es través de la comparación con otros chicos, obviamente. Y  a largo del tiempo, viendo que es más bajo que otros chicos de la misma edad. Esto se hace más evidente cuando entran al jardín de infantes o al colegio, si ya están afectados la comparación es más fácil de hacer. De manera que la secuencia debería ser que los padres, la maestra o alguien advierta esta diferencia de un chico determinado con respecto a los otros chicos similares y consulte un medico, a un pediatra general. A veces puede ser, que el pediatra en una revisación en la que el chico viene por un resfrío, sé de cuenta que tiene un problema de crecimiento. Estas son las maneras habituales en la que este problema llama la atención. Después sé vera si es de causa orgánica o no, esa es la tarea del medico pediatra. Obviamente es normal que chicos de la misma edad tengan diferencias de estatura. Lo que el pediatra tiene que evaluar es si esas diferencias escapan a la variación normal o no, y muchas veces es importante saber que esto no se puede definir demasiado bien en una sola entrevista. El tiempo mínimo para poder ver diferencias con cierta confiabilidad son 6 meses, verlo al chico hoy y nuevamente en 6 meses. Entonces el pediatra va a poder comparar como progresa porque el crecimiento es dinámico, y hasta 16 o 17 años no para, así que esa segunda información es muy valiosa para  los médicos.

¿Existen diferentes patologías asociadas a la talla baja?

La respuesta es si, y esa ya es una tarea del medico. O sea, muchisimas patologías están asociadas a la talla baja  más,  prácticamente toda  la patología pediátrica crónica repercute en la talla porque para crecer bien hay que estar sano entonces hay enorme cantidad de enfermedades que pueden afectar al crecimiento.

¿Afecta a niños y niñas de la misma manera?

Globalmente si afecta a ambos. Ahora si uno toma una causa puntual  hay diferencias en sexos. La respuesta  es si,  afecta de manera parecida. Las causas son diferentes, a veces, dependiendo del sexo pero ya es una cuestión mas medica.

¿Cuál es la edad ideal para la detección del problema?

Bueno, de nuevo depende de la causa pero es muy importante, sobre todo para las patologías  que tienen tratamiento, detectarlo lo antes posible. Por ejemplo en el déficit de la hormona de crecimiento conviene detectarlo lo mas temprano que se pueda porque los tratamientos empezados tempranamente son los que tienen los mejores resultados, ahora como hay tanta variedad, a veces esto se detecta en el recién nacido, en otros casos a los 4 o 5 años de edad y otras a los 10 o 12. Hay mucha variación dependiendo de cual es la causa pero generalmente cuanto antes se detecte mejor.

¿Cuáles son las posibilidades de mejora y en cuanto tiempo?

Muchas enfermedades generales afectan al crecimiento, y curando la enfermedad se crece mejor. Es como que el crecimiento es una resultante, sucede mucho con las enfermedades intestinales. Hay algunos chicos que tienen dificultad en absorber los alimentos y por ahí no tienen casi síntomas,  un poco de diarrea pero mínima que pasa desapercibida y en realidad el chico es un desnutrido crónico aunque coma bien porque no aprovecha los alimentos, entonces, y esto lo debe detectar el pediatra, curando el problema intestinal se empieza a crecer. Este  es un ejemplo bien claro donde hay posibilidades de mejora. El crecimiento es un problema que nunca es agudo, lleva muchos meses pero deben observarse las tendencias, si el chico esta creciendo mal y se le da un tratamiento por lo que  empieza a crecer bien,  bueno por ahí en los primeros seis meses no hay mucha diferencia pero observando la tendencia, uno sabe que 4 años mas tarde, si se va a ver mucha diferencia.

En gral. ¿el tratamiento tiene que ver con un conjunto integral de cosas, es decir, la alimentación, el tratamiento medico, etc.?

Desde ya, una buena salud de fondo es fundamental, si un chico no come por mas hormona que se le dé no crece. Solo hay alimentación especial cuando la patología se relaciona con la alimentación, hay algunos alimentos que son dañinos para algunas personas entonces eliminándolo se mejoran las cosas. En  intolerancias alimenticias o alergias, ahí si la dieta es importante. En general para crecer hay que estar sano y bien alimentado.

¿El problema de la talla baja es acompañado por otra sintomatología?

Claro, dependiendo de la causa. La talla baja puede tomarse como un síntoma, está reflejando una alteración entonces corrigiendo la alteración va a mejorar la dolencia. Hay montones de enfermedades que afectan a la talla, enfermedades renales, problemas infecciosos crónicos, enfermedades pulmonares, es prácticamente toda la pediatría, toda la patología pediátrica. Entonces definir la causa es una de las tareas iniciales muy importantes; las soluciones aparecen una vez que uno define que pasa. Remarquemos la importancia del control medico del crecimiento, el control pediatrico. A todo nivel, desde que nace el chico el control pediátrico es la clave.

¿Qué opina de la sobreinformación que a veces manejan los padres de los niños afectados a este tema?

Eso un problema muy de nuestra época y no solo para esto sino para toda la medicina. A mí me parece bien que la gente se informe pero es muy importante que sepa que la información hay que manejarla e interpretarla adecuadamente, creo que tiene que tener la ayuda de gente especializada  para interpretar la información. Porque la madre va,  interpreta mal, se angustia y eso no es muy agradable, bueno, pero a mí me parece que peor es la ignorancia.

Quisiera agregar algunas cosas importantes para el crecimiento: en principio referida a la situación socioeconómica de nuestro país. Para crecer bien hay que estar bien alimentado, tener lo esencial. Y otra cosa es que un chico para crecer necesita un buen ámbito, el cariño y el sustento familiar, un concepto de salud integral, porque un chico con problemas psicológicos serios no crece, no crece bien, incluso sus hormonas se frenan porque hay control central del cerebro, sobre todo el funcionamiento del organismo que necesita el chico para crecer sano de forma integral: orgánica, mental y emocionalmente.