Asociación Civil Creciendo

El acceso a la hormona implica un derecho

Dra. María Inés Bianco

Las opiniones y/o artículos contenidos en esta página son a título informativo y no pueden reemplazar de ningún modo la consulta con su médico.

Para saber con qué herramientas contamos para acceder a la cobertura efectiva de los tratamientos prescriptos, específicamente con hormona de crecimiento, resulta imprescindible partir del concepto de Salud como Derecho Humano. Esto implica que los niños tienen garantizada la cobertura de los tratamientos que requieran para su salud, exista o no legislación constitucional que lo garantice expresamente.

No obstante la existencia de garantías constitucionales debemos agregar la reciente ley del niño 26061, declarada de orden público, que privilegia el “interés superior del niño”, es decir: la obtención de “la máxima satisfacción, integral y simultánea de los derechos y garantías reconocidos en esta ley”, entre los que se encuentra el derecho a la salud.

La cobertura del tratamiento con hormona de crecimiento se encuentra contemplada dentro del ámbito de la legislación para la salud, en el instrumento normativo que se conoce como PMO – Programa Médico Obligatorio- Resolución 201/2002, convalidada actualmente por la resolución 1991/2005 del Ministerio de Salud.

EL PMO es un piso mínimo que resulta obligatorio tanto para los Agentes del Seguro de Salud, como para las empresas de Medicina Prepaga, las Obras Sociales con ley propia de creación, Mutuales, Cooperativas, Ioma, Profe, etc.

Se encuentra especialmente contemplada la cobertura de los siguientes diagnósticos:

La Ciencia médica avanza con mayor rapidez que la norma jurídica, por ello encontramos diagnósticos con indicación de tratamiento con hormona, como el Retardo de Crecimiento Intrauterino, el Síndrome de Silver Russell, y otros que no se encuentran contemplados. Sin embargo, una norma administrativa no puede excluir la cobretura de tratamientos por la sola falta de su contemplación. De hecho el PMO es un piso mínimo obligatorio, encontrándose facultados los Agentes del Seguro de Salud para acrecentar la cobertura. Por otro lado, los principios que rigen el sistema se basan en la “solidaridad, eficacia y eficiencia”. Del juego normativo vigente, ratificado por la doctrina de la Corte Suprema en la causa “Asociación de EM de Salta c/Ministerio s/amparo”, el PMO no puede denegar la cobertura por el sólo hecho de su falta de contemplación, si la prescripción estuviere fundada médicamente.

La cobertura al 100 % de los tratamientos con hormonas de crecimiento corresponde tanto a los Agentes del Seguro de Salud (obras sociales que la persona tiene en relación de dependencia, como por el sistema de monotributo – cobertura obligatoria-) como por las entidades que prestan servicios de salud prepagos (empresas comerciales, mutuales, asociaciones de beneficencia, fundaciones, etc), como por las obras sociales provinciales, o con ley propia de creación, Ioma, Profe. Igualmente, para los excluidos del Sistema, existe el Programa Nacional de Hormona de Crecimiento, donde a través del Ministerio de Salud de la Nación se otorga cobertura a las personas sin obra social, programa éste duplicado en la Provincia de Buenos Aires, a través del Ministerio pertinente.

Prescripción médica

Los profesionales, conforme la ley 25649, deben prescribir los medicamentos de acuerdo a su nombre genérico. “En el supuesto en que el médico considere indispensable prescribir por marca, por razón fundada, podrá realizarlo, debiendo consignar primero el nombre genérico del medicamento y agregar, de su puño y letra, a continuación de la firma correspondiente a la prescripción por la marca, la justificación que avale tal decisión” . decreto 987/03

Reclamos frente a la interrupción de los tratamientos

Si se tratase de un Agente del Seguro de Salud, la persona puede efectuar la denuncia ante la Superintendencia de Servicios de Salud de la Nación. También se puede proceder a la exigencia del derecho en la justicia.

Si se tratase de una entidad Pre-paga, se puede efectuar un pedido de audiencia en Defensa del Consumidor, aunque lamentablemente no tienen una respuesta satisfactoria, ya que la comparecencia es voluntaria, y en el caso de tramitar como denuncia, el damnificado no obtiene el resultado deseado a pesar de la multa o sanción que se le impusiere a la entidad.

La vía judicial es la vía por excelencia para el reclamo de un derecho social.

En cuánto a los niños incluidos en el Programa de Hormona de Crecimiento tanto Nacional como Provincial, existen sendas acciones de incidencia colectiva garantizando la provisión regular, integral e ininterrumpida de la medicación conforme prescripción médica, debiendo los niños sin medicación acudir a la Asociación Creciendo para el reclamo pertinente.